Artículos guardados en la Categoría ‘Historia(s)’:

La bandera de Matillas ondea al viento

Al cielo

El pasado viernes los operarios instalaron los nuevos soportes para las banderas en la terraza del ayuntamiento. Así se hizo nuevo espacio para la bandera de Matillas, que ocupa un lugar privilegiado junto a las de Castilla – La Mancha y a la de España.

Como sabrán, la enseña de Matillas está formada por tres bandas verticales iguales, las exteriores de color verde y la interior de color blanco. En el centro de la enseña se circunscribe el escudo municipal..

Oficialmente, el decreto dice: «Bandera de proporciones 2:3 formada por tres franjas verticales iguales. La central de color blanco, las de los laterales de color verde, al centro carga el escudo con una altura de un 60 % del ancho de la bandera.»

La orden 33/2022 está publicada en el DOCM, 30/2022, NID 2022/945.

Ahora, a por el himno (el de Matillas, al de España aún le toca).

(43)

sábado, 16 de julio de 2022 / Comentarios desactivados en La bandera de Matillas ondea al viento / Por Equipo Matillas.org




Prácticamente solo un pueblo de Guadalajara empezó el 2001 con más habitantes que en 1900 ¿Se imaginan cuál fue?

Pues sí, ese pueblo fue Matillas.

El siglo XX fue una época de cambios demográficos vitales. El desarrollo de las comunicaciones hizo que la población se desplazara por el territorio con una facilidad impensable tiempo atrás.

Evidentemente, las poblaciones de Guadalajara que más aumentaron su censo se sitúan en el suroeste de la provincia, y más concretamente los que orbitan en las cercanías de la capital de España. Estos son los casos de Guadalajara, Azuqueca de Henares y Cabanillas del Campo.

Sin embargo, más allá de esta concentración, en el resto de la provincia se observa una despoblación galopante durante todo el siglo XX.

¿Pero en todos los pueblos?

Pues no, una pequeña aldea de irreductibles llamada Matillas sobrevive en 2001 con más habitantes que en 1900. Así lo presentan en los Estudios de Población de la fundación BBVA (Nª39):

Evolucion demografica Matillas

Nos queda la ilusión de destacar en algo. Eso sí, el dato hay que cogerlo con pinzas, pues todo es muy relativo. Relativo en cuanto que entre 1857 y 1960 estábamos integrados en Villaseca de Henares. Y relativo en cuanto que Matillas lleva perdiendo abrumadoramente habitantes desde 1960, cuando éramos 709 y en 2021, que apenas llegamos a 97. Matillas se desangró un poco menos que el resto de municipios- quizás sí-. Aunque ya saben, mal de muchos, consuelo de tontos.

¿Y cómo estamos ahora?

Pues en 15 años hemos perdido la mitad de la población: Año 2007 (182) Año 2021 (97). Los números son los números:

Evolucion demografica Matillas

(39)

jueves, 12 de mayo de 2022 / 1 Comentario » / Por Equipo Matillas.org




Cuando las escuelas fueron un hospital de campaña en la Guerra

 

¡Muchas gracias a Jaume Fibla por facilitarnos las fotos, a Alfonso Pérez Bertrán por su blog Guadalajara en Guerra y a Fernando Chamorro por el aviso!

Durante los primeros momentos de la contienda, la situación en el valle era de calma tensa. Realmente hubo momentos explosivos por una difícil convivencia entre una población conservadora y católica y grupos de izquierdas muy activos.

Esta situación se reflejó en forma de ajusticiamientos particulares por revanchas y rencillas personales. De igual modo, se produjeron graves incidentes anticlericales, con la profanación y quema de iglesias.

De todo ello, los hechos más serios tuvieron lugar en la Batalla de Sigüenza (octubre de 1936), que culminaron con el asedio a la catedral donde se habían refugiado 500 milicianos y 200 civiles.

Como las escaramuzas no eran nada extraño, se decidió que lo mejor era que la población civil de Matillas abandonara el pueblo y se desplazara a zonas “más seguras”.

Sin embargo, la situación en Matillas “se estabilizó” hacia principios de 1937, cuando la zona era prácticamente territorio nacional.

Sobre el plano, el tema estaba así: el frente nacional estaba a los pies de Matillas. Cerca de Bujalaro estaba la tierra de nadie. Y un poco más allá, en Jadraque, el frente republicano.

Y en marzo de 1937 se produjo, lo más crudo de la guerra: la Batalla de Guadalajara. El objetivo de esta batalla era conseguir que las tropas nacionales llegaran a Madrid.

Los ataques hacia Brihuega empezaron aquí.

Tengan en cuenta que prácticamente el grueso del frente nacional en Matillas estaba formado por italianos que Mussolini había ofrecido a Franco para la guerra: el Corpo Truppe Volontaire.

Sin embargo, muchísimos de ellos acabaron muriendo en combate. Los dos bandos sufrieron innumerables bajas. Aunque la batalla de Guadalajara quedó para la historia como la primera derrota del bando nacional en la Guerra.

Pues bien, a lo que íbamos, en Matillas durante la guerra (no solo para la batalla de Guadalajara) se organizó uno de los hospitales de campaña. El lugar, lo habrán adivinado: las escuelas de la fábrica.

Hospital de Campaña de Matillas
 
Hospital de Campaña de Matillas
 

En el hospital trabajaba un equipo militar mixto españoles e italianos para atender a los heridos de la Guerra. En él participaban 13 médicos, 11 suboficiales sanitarios y 142 soldados.

Hospital de Campaña de Matillas
 
Hospital de Campaña de Matillas

Por aquí ven el quirófano:

Hospital de Campaña de Matillas

La sala de recién operados:

Hospital de Campaña de Matillas

Las salas de recuperación de oficiales:

Hospital de Campaña de Matillas

Y la de recuperación de tropa:

Hospital de Campaña de Matillas

También vemos la sala de primeras curas:

Hospital de Campaña de Matillas

Quizás piensen que ese volumen es exagerado para una población como Matillas, pero aquí mismo, a principios de 1938 había un regimiento de infantería y un batallón de ametralladoras. Además también había regimientos en Cendejas de la Torre, Congostrina y La Toba.

A parte del hospital de campaña y el quirófano de Matillas, había otro hospital y quirófano en Mandayona y un hospital en Bujalaro.

Luego, como se desarrolló la guerra es otra historia.

(342)

martes, 15 de marzo de 2022 / 3 Comentarios » / Por Equipo Matillas.org




Aquí cerca tenemos pueblos que son pedanías y no municipios (administrativamente hablando)

Hoy nos vamos a poner un poco didácticos (que de vez en cuando hace falta).

Todos nos hemos acostumbrado a usar el concepto de pueblo de un modo genérico. Sin embargo, si hablamos en términos administrativos, hay pueblos que son municipios y otros que son pedanías ¿cuál es la diferencia?

Pues bien simple, los municipios tienen Ayuntamiento. Las pedanías, no (aunque suelen tener alcalde pedáneo).

Por esto hablamos de pedanías como una entidad local menor que –aunque gozan de una relativa autonomía- tienen una dependencia administrativa y jurisdicción de un municipio.

Por ejemplo, aquí bien cerca tenemos las siguientes pedanías, que originalmente no tienen Ayuntamiento (pero si suelen tener alcalde pedáneo):

MUNICIPIO /PEDANÍA

Cendejas de Enmedio: Cendejas de Padrastro (EATIM)

Jadraque: Castilblanco de Henares

Mandayona: Aragosa (EATIM)

Sigúenza:  Alboreca, Alcuneza, El Atance, Barbatona, La Barbolla, Bujalcayado, Bujarrabal, La Cabrera, Carabias, Cercadillo, Cubillas del Pinar, Guijosa, Horna, Imón, Matas, Mojares, Moratilla de Henares, Olmedillas, Palazuelos, Pelegrina, Pozancos, Querencia, Riba de Santiuste, Riosalido, Torre de Valdealmendras, Ures, Valdealmendras, Villacorza.

Este alcalde pedáneo o es nombrado discrecionalmente por el alcalde del municipio o se elige por medio de consultas entre los habitantes de la pedanía. Además del alcalde pedáneo, también existe la junta vecinal.

Rendir cuentas

Sin embargo también existe la figura de los EATIM, que son algo más que pedanías. Estas siglas significan “Entidad de ámbito territorial inferior al municipio” Y cerca de Matillas tenemos dos: Cendejas de Padrastro y Aragosa.

En los EATIM, los vecinos eligen al alcalde pedáneo. Éste y la Junta vecinal tienen más competencias que una pedanía. En líneas generales, podría gestionar la construcción, conservación y reparación de fuentes, lavaderos y abrevaderos, vigilancia de caminos rurales, montes, fuentes y ríos, administración y conservación del patrimonio, regulación del aprovechamiento de sus bienes comunales, ejecución de obras o prestación de servicios de competencia municipal.

Además de mayor autonomía, los EATIM pueden acogerse a las ayudas y planes de empleo estatales, provinciales o autonómicos (ya sea la Diputación, la JCCM o el Gobierno central). Los paquetes inversores podrían incluso gestionarse de manera independiente del municipio al que pertenecen.

Y para acabar, sepan que mientras que un pueblo puede convertirse en municipio, otro municipio puede convertirse en pedanía. Ahí tienen el caso de Matillas, que éramos pedanía de Villaseca de Henares hasta 1955. Sin embargo, otros pueblos hicieron el camino inverso, como es el caso de Castilblanco, que es pedanía de Jadraque desde 1960.

¿Las razones para ir y/o volver de pedanía? Pues población y economía municipal. Así de simple es.

Nota: También tenemos el excelentísimo trabajo que realiza Adel Sierra Norte, pero lo hemos dejado en el tintero por no liar más la cosa.

(17)

miércoles, 1 de diciembre de 2021 / Comentarios desactivados en Aquí cerca tenemos pueblos que son pedanías y no municipios (administrativamente hablando) / Por Equipo Matillas.org




Esta es la lista de deseos para Matillas de hace 40 años

Lista deseos 1982

Allá por los años 1982 y 1983 se realizaron unos contactos que acabaron en una jornada de trabajo entre la Diputación Provincial de Guadalajara y los municipios de la zona. El objetivo era simple: que cada Ayuntamiento expusiera sus necesidades para elaborar un Plan de Actuación.

Estas fueron las solicitudes de Matillas hace 40 años:

 

  • Finalizar pavimentación de las calles
  • Arreglo de los accesos al pueblo
  • Depuradora de aguas residuales
  • Instalación de las descalcificadora de Aguas
  • Reparación del Cementerio Municipal
  • Canalización del río a su paso por Matillas
  • Construcción de basureros controlados
  • Nueva Captación de Agua
  • Automatizar el servicio telefónico
  • Automatizar la barrera del paso a nivel
  • Adecuar un centro para jubilados
  • Construcción de una biblioteca
  • Ayuda para acabar las obras del Parque Municipal
  • Ayuda económica para la instalación de un polideportivo y un campo de fútbol
  • Prensa Alcarreña, 20 de febrero de 1982 y 14 de Septiembre de 1983

¿Cómo le fue a Matillas 40 años después?

(44)

lunes, 10 de agosto de 2020 / Comentarios desactivados en Esta es la lista de deseos para Matillas de hace 40 años / Por Equipo Matillas.org




El misterio de las bolas de futbolín de la fábrica

El misterio de las bolas de futbolin de Matillas

Hace mucho, mucho tiempo, cuando éramos pequeños, nos íbamos de excursión a las puertas de la fábrica a recoger moras. Había veces que teníamos suerte y otras en las que… alguien se nos había adelantado.

Para recoger las moras pasábamos por algunas montañas de escoria de la fábrica. La escoria, es básicamente, el desechos de producir cemento. Curiosamente, de vez en cuando entre la escoria emergían unas bolas pequeñas de cemento.

Y creíamos que esas bolas eran las bolas de futbolín con las que jugábamos en el Rijujama. Era sorprendente la imaginación infantil. Incluso, a veces había alguna bola de mayor tamaño, que curiosamente eran del mismo tamaño que las bolas de billar del bar.

¿Casualidad? No lo creo.

Pues bien, ahora venimos nosotros a romper la magia de los sueños infantiles para descubrir que esas no eran bolas de futbolín ni de billar. Las solución es más terrenal: Esa bolas son las bolas que usa el molino de cemento para machacar las piedras.

Para que se hagan una idea, tal que así:

El misterio de las bolas de futbolin de Matillas

Entre la escoria había dos tamaños, suponemos que del desgaste o dependiendo del grano de la molienda.

A ciencia cierta, las bolas de Matillas eran de cemento o de un material de dureza similar, mientras que las futbolín del bar solían ser resina. Eran bastante similares… pero tan solo en nuestra imaginación. Además, aunque de tamaño son similares (Matillas 38mm, futbolín 34mm), las nuestras son mucho más pesadas: 100g. vs 35g.

El misterio de las bolas de futbolin de Matillas

 

…Aunque, para nosotros, las bolas de la fábrica serán siempre nuestras bolas de futbolín.

BONUS:

Así hacen las bolas en Futbolines VAL:

(61)

jueves, 16 de abril de 2020 / Comentarios desactivados en El misterio de las bolas de futbolín de la fábrica / Por Equipo Matillas.org




Les vamos a contar un cuento

Santiago Lorenzo - Los asquerosos

Santiago Lorenzo, autor del libro “Los asquerosos”, tiene en mente desde hace un tiempo el inicio de un cuento bastante evocador.

Así lo narra el periodista Luis Martínez en una entrevista que le hizo a Santiago Lorenzo en el diario El Mundo:

(…)

Un hombre dedicado a eso de los vídeos promocionales de cosas, personas y sitios recibe un buen día un encargo.

Otro individuo, éste devoto de la localidad que le vio nacer, quiere rendir homenaje a sus raíces. A ellas y a los vecinos que, también ellos, y de forma aún más perentoria, le vieron si no nacer, sí dar sus primeros pasos y quién sabe si no asistirán de la misma manera a los últimos. Y allí que va cámara en ristre dispuesto a cumplir con su trabajo.

Lleva pensadas hasta las cortinillas, los zooms y ese bonito efecto fade out que tanto convence a la parroquia el día de su boda. Hasta que llega a la localidad de marras.

El problema es que el pueblo es feo.

Pero no feo de terrazas cubiertas de aluminio y aparatos de aire acondicionado goteando. No, no es como Madrid. Es peor. Que ya es. Allí ni el campanario ni la iglesia ni el retablo barroco con Santiago Matamoros tienen sentido. Es feo, como diría el poeta, de cojones.

Y ahora ¿qué hacer? ¿Fingir y cumplir el encargo como buen profesional o hacerle saber al cliente que eso no tiene remedio (quizá también como buen profesional)? Y es ahí donde aparece la peor tentación de todas: hacer las cosas por pena.

¿Qué derecho tenemos a sentir pena por alguien? Se supone que experimentar congoja ante la desgracia ajena es síntoma de humanidad, de comprensión. Pero, bien mirado, también encierra una profunda soberbia. ¿Acaso somos nosotros mejores? ¿Qué debería hacer el videógrafo del cuento? ¿Mantener al hombre en la ignorancia de la, con perdón, mierda de pueblo que le ha visto nacer y jugarse su prestigio con un vídeo promocional indigerible o, bien al contrario, decirle bien claro al cliente que se olvide?

(…)

 

Bonus: Otra entrevista a Santiago en la que le recuerdan esta historia.

(41)

miércoles, 6 de noviembre de 2019 / Comentarios desactivados en Les vamos a contar un cuento / Por Equipo Matillas.org




En una noche de guardia…

Una noche de 1940, Matillas.

Al recluta García le toca hacer guardia en la desabrigada Sierra de Guadalajara. Más concretamente en los Pilancones, en la carretera que baja de Cendejas de La Torre a Matillas.

Él es sólo un guripa que cuenta las horas para cerrar esa infinita noche.

Desangelado y desamparado, empieza a dejar su huella en la historia con un 6 y un 4…

Pilancón de guardia
Pilancón de guardia
Pilancón de guardia

(45)

martes, 1 de octubre de 2019 / Comentarios desactivados en En una noche de guardia… / Por Equipo Matillas.org




De cuando la fábrica se anunciaba en prensa

Casi hace casi un siglo de esta publicidad de la fábrica de cemento El león. Se publicó en plena Segunda República Española -en 1932- en una revista de arquitectura llamada “Cortjios y Rascacielos”:

Y por las noches

 

Destacar, sin duda el conseguido 3D del anuncio, reflejo quizás de los espíritus modernizadores con los que el bienio social-azañista pretendía reformar las bases del país.

Aunque eso es otra historia.

 

Nota: Puede encontrar ésta y mucha más información en la Biblioteca Digital Memoria de Madrid.

(43)

lunes, 2 de septiembre de 2019 / Comentarios desactivados en De cuando la fábrica se anunciaba en prensa / Por Equipo Matillas.org




¿Cómo se vivía en Matillas hace dos siglos?

Pongámonos en tesitura:

A mediados del siglo XIX, un político navarro, Pascual Madoz, tuvo la idea de crear una enciclopedia que recopilara datos y hechos de absolutamente todos los pueblos del reino de España.

De esa idea nació el Diccionario geográfico-estadístico-histórico de España y sus posesiones de Ultramar, también conocido como el Madoz:

El Madoz

Para el Madoz (1845-1850), se necesitaron casi 16 años de trabajo, además de la ayuda de veinte corresponsales y más de mil colaboradores.

Como se pueden imaginar, el Madoz es enorme -más de 16 volúmenes-, y mira por donde no se olvidaron de Matillas.

 

El Madoz

¿Qué tiene de especial el Madoz en el caso de nuestro pueblo?

Precisamente porque visita a Matillas justo en su época preindustrial, cincuenta años que se instalara la fábrica de cemento.

Vamos por partes…

El Madoz empieza situando a Matillas:

(…) en una colina con libre ventilación y clima frio.

Para seguir explicándonos de qué se aquejaba su población en temas de salud:

(…) las enfermedades mas comunes son pulmonías y dolores de costado

¿Vivía mucha gente allí arriba?

Población: 16 vecinos* y 59 almas*.  Matillas tiene 18 Casas.

(*Vecino es el varón mayor de edad cabeza de familia.

*Almas son éstos y cada uno de los miembros de su familia).

Atentos al primer descubrimiento. El ayuntamiento era también la escuela, y el maestro, sacristán y secretario de ayuntamiento:

La consistorial, que sirve también de escuela de instrucción primaria, a la que concurren 10 alumnos de ambos sexos, bajo la dirección de un maestro, a la vez sacristán y secretario de ayuntamiento. Dotado con 4 fanegas de trigo* por el primer cargo.

(*Una fanega de trigo equivale a 43,247 kg.)

Destaca la calidad del agua de la fuente de Matillas:

(…) Dentro del término se encuentra una fuente de buenas aguas

Nueva sorpresa, ya nos habla de los Molinos, que en su época era una venta:

(…) y un caserío que llaman los Molinos de Ancho, compuesto de un molino, una venta y un ventorrillo*, circundado todo de hermosas huertas.

(* Una venta era una posada y hospedaje, mientras que un ventorrillo es una casa de comidas)

Luego el Madoz nos relata lo que producía la huerta de Matillas:

Trigo, cebada, centeno, avena, garbanzos, almortas, yeros (algarrobas), frutas, leñas de combustible

y buenos pastos, con los que se mantiene ganado lanar y las yuntas necesarias para la agricultura

Además, en el pueblo también se cazaba y pescaba:

Abunda la caza de perdices, liebres, conejos y chochas,

y en el Henares la pesca de truchas, barbos y anguilas

Y con todo esto, se negociaba y era el sustento de la economía local:

La industria agrícola y el indicado molino harinero.

Y el comercio es la exportación del sobrante de frutos, ganado y lana (…)

De lo cual se deriva la capacidad de producción:

Capital producido 247.500 reales

Impuestos 19.800 reales

Contribución 1.084 reales

Y esta es parte de nuestra historia.
¿Qué tiempos, no?

(109)

martes, 2 de julio de 2019 / Comentarios desactivados en ¿Cómo se vivía en Matillas hace dos siglos? / Por Equipo Matillas.org




Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.Enlace Plugin Cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies