- Matillas.org | matillas - https://www.matillas.org -

Cuando las escuelas fueron un hospital de campaña en la Guerra

 

¡Muchas gracias a Jaume Fibla por facilitarnos las fotos, a Alfonso Pérez Bertrán por su blog Guadalajara en Guerra [1] y a Fernando Chamorro por el aviso!

Durante los primeros momentos de la contienda, la situación en el valle era de calma tensa. Realmente hubo momentos explosivos por una difícil convivencia entre una población conservadora y católica y grupos de izquierdas muy activos.

Esta situación se reflejó en forma de ajusticiamientos particulares por revanchas y rencillas personales. De igual modo, se produjeron graves incidentes anticlericales, con la profanación y quema de iglesias.

De todo ello, los hechos más serios tuvieron lugar en la Batalla de Sigüenza [2] (octubre de 1936), que culminaron con el asedio a la catedral donde se habían refugiado 500 milicianos y 200 civiles.

Como las escaramuzas no eran nada extraño, se decidió que lo mejor era que la población civil de Matillas abandonara el pueblo y se desplazara a zonas “más seguras”.

Sin embargo, la situación en Matillas “se estabilizó” hacia principios de 1937, cuando la zona era prácticamente territorio nacional.

Sobre el plano, el tema estaba así: el frente nacional estaba a los pies de Matillas. Cerca de Bujalaro estaba la tierra de nadie. Y un poco más allá, en Jadraque, el frente republicano.

Y en marzo de 1937 se produjo, lo más crudo de la guerra: la Batalla de Guadalajara [3]. El objetivo de esta batalla era conseguir que las tropas nacionales llegaran a Madrid.

Los ataques hacia Brihuega empezaron aquí.

Tengan en cuenta que prácticamente el grueso del frente nacional en Matillas estaba formado por italianos que Mussolini había ofrecido a Franco para la guerra: el Corpo Truppe Volontaire.

Sin embargo, muchísimos de ellos acabaron muriendo en combate. Los dos bandos sufrieron innumerables bajas. Aunque la batalla de Guadalajara quedó para la historia como la primera derrota del bando nacional en la Guerra.

Pues bien, a lo que íbamos, en Matillas durante la guerra (no solo para la batalla de Guadalajara) se organizó uno de los hospitales de campaña. El lugar, lo habrán adivinado: las escuelas de la fábrica.

Hospital de Campaña de Matillas
 
Hospital de Campaña de Matillas
 

En el hospital trabajaba un equipo militar mixto españoles e italianos para atender a los heridos de la Guerra. En él participaban 13 médicos, 11 suboficiales sanitarios y 142 soldados.

Hospital de Campaña de Matillas
 
Hospital de Campaña de Matillas

Por aquí ven el quirófano:

Hospital de Campaña de Matillas

La sala de recién operados:

Hospital de Campaña de Matillas

Las salas de recuperación de oficiales:

Hospital de Campaña de Matillas

Y la de recuperación de tropa:

Hospital de Campaña de Matillas

También vemos la sala de primeras curas:

Hospital de Campaña de Matillas

Quizás piensen que ese volumen es exagerado para una población como Matillas, pero aquí mismo, a principios de 1938 había un regimiento de infantería y un batallón de ametralladoras. Además también había regimientos en Cendejas de la Torre, Congostrina y La Toba.

A parte del hospital de campaña y el quirófano de Matillas, había otro hospital y quirófano en Mandayona y un hospital en Bujalaro.

Luego, como se desarrolló la guerra es otra historia.

(288)