- Matillas.org | matillas - https://www.matillas.org -

De por qué el Gurugú se llama así y no de otra forma

Como sabrán ustedes, en Matillas, conocemos por El Gurugú a la originaria fábrica de cementos El León, situada en lo alto de un cerro camino de Cendejas de La Torre*. Hasta aquí bien, ¿no?

Gurugu Matillas

Hecho este inciso, de un tiempo a esta parte nos hemos preguntado porqué hay otro Gurugú famoso allí en Marruecos [1]¿Acaso hay dos Gurugús?

Pues bien, de Gurugús, no hay uno ni dos, sino hay unos cuantos repartidos por el territorio nacional [2]. Tenemos en Cantabria, otro en Alcalá de Henares, en Badajoz e incluso en Sevilla

 

 

Entonces, ¿qué fue primero, el huevo o la gallina?

Pues para ser sinceros, todo apunta a que el Gurugú original es el de Marruecos. [3]

 

 

Ahora vamos a hacer un poco de pedagogía:

Como sabrán, el marroquí monte Gurugú ofrece una vistas espectaculares hacia la ciudad de Melilla y es el refugio de inmigrantes irregulares que esperan para poder entrar en la ciudad autónoma.

 

Gurugu Matillas
Gurugú desde la mar Chica CC BY-SA 2.0 [4]
Miguel González Novo [5] from Melilla, España – Gurugú desde la mar Chica [6]
Uploaded by ecemaml [7]
 
 

Sin embargo, históricamente es recordado por haber sido el lugar donde a principios del siglo XX hubo feroces batallas entre las tropas españolas y los rebeldes rifeños de Abd el-Krim [8]. En 1909 en El Gurugú murieron 7 oficiales, 136 soldados y más de 750 heridos en uno de los más dolorosos desastres de la historia del ejército español.

Así pues, aunque haya quedado en el olvido el recuerdo trágico de El Gurugú marroquí, su leyenda corrió de boca en boca avivando historias en una época donde los medios de comunicación estaban en pañales. Fue entonces cuando El Gurugú se convirtió en una poderosa leyenda que se enraizó en el imaginario y en el subconsciente popular.

 

 

Y fue a partir de la guerra de África cuando de forma espontánea y arbitraria a los picachos alargados, elevados y picudos algunos empezaron a llamarles Gurugú. Desde entonces la toponimia Gurugú suplantó la identidad de los nombres originarios, que se perdieron en los albores de los tiempos.

La palabra Gurugú se convirtió en un genérico, de igual forma que la palabra colacao, cocacola o tirita han pasado al léxico popular. En un proceso lingüístico similar, Gurugú pasó a servir como indicar un conjunto o una clase de productos con rasgos iguales o similares.

 

 

…ahora, hagan cuentas…

La fábrica de cementos El León se montó en 1909, precisamente el año de la gran tragedia. Y qué mejor forma de bautizarla que ese Gurugú que iba en boca en boca. El Gurugú para bautizar a esa montaña allí a lo lejos, inexpugnable e indescifrable para un pueblo que avanzaba a pasos agigantados al desarrollo industrial del siglo XX.

Y desde entonces la conocemos por Gurugú.

 

Más info

*Mal que les pese a profanos y extraños, el Gurugú pertenece al término municipal de Cendejas de La Torre, y no de Matillas, tal como vemos en los mapas:

Gurugu Matillas

(882)